lunes, 28 de noviembre de 2016

Empoderamiento, transexualidad y Tics 2016

Este año hemos realizado de nuevo el taller de empoderamiento Trans. Como cada año trabajar conjuntamente y para seis personas trans es un reto para los dos profesionales que lo conducimos.

El recorrido del taller siempre es a través de dinámicas creativas que persiguen el empoderamiento de las participantes y de sesiones informativas, a veces compartidas con otras entidades afines, con el objetivo de informar y asesorar a las participantes en cuanto a derechos y recursos a su disposición. 

Un trabajo de empoderamiento que tiene que ver con el fortalecimiento y autoconocimiento personal. Además, como cada año, el trabajo realizado en el taller ha consistido en crear un espacio compartido entre el conocimiento, la experiencia y el pensamiento de ambas partes: las participantes y los profesionales.


Durante el taller hemos trabajado el concepto de género y la diversidad sexual. La mirada del otro en esta diferencia y lo que afectaba a cada una de ellas esta mirada, a veces discriminatoria, excluyente o de rechazo. Y es precisamente en esta experiencia vivida con la Sociedad donde aparece la necesidad del trabajo personal. Ser diferente es algo que supone en la mayoría de las ocasiones aceptar que el reconocimiento a veces no existe. El trabajo personal es el camino de la superación de estas barreras que el otro nos intenta poner. Y por ello, hemos trabajado el estereotipo, el prejuicio y la discriminación a través de la fotografía, el psicodrama y material audiovisual creado por otras trans.


lunes, 7 de septiembre de 2015

videoARTE

Día 7. Último día. Es hora de que las participantes manifiesten lo aprendido a lo largo de las sesiones y compartan lo vivido en ellas.

Las chicas entran, toman asiento y empiezan a hablar entre sí. El vínculo creado se ha consolidado con el paso de los días y podemos decir que a día de hoy las participantes han creado una relación de amistad.

Hoy queremos que las chicas traten tres estados diferentes. Para ello escogerán de entre varias revistas tres imágenes. Una primera que consideren positiva, es decir, que transmita felicidad, tranquilidad o amor. La siguiente imagen tiene que provocar el efecto contrario y por tanto ser negativa. Por último, deberán escoger una imagen que implante duda. Cuando hayan escogido las imágenes, tomarán una foto de cada una y explicarán el porqué de su elección. Con este ejercicio queremos que las chicas sean capaces de expresar las emociones que causan para así poder hacerlo con la siguiente dinámica. Esta vez tendrán que contar tres historias (positiva, negativa y que genere duda) pero las historias deberán haberlas vivido ellas a lo largo de su vida.








Para cerrar con este último día haremos que las chicas rebobinen en el tiempo. Que reflexionen, analicen y compartan con nosotras lo que ha significado este taller. Y es así como nos damos cuenta de los resultados que estas sesiones han dado. Ellas han crecido, han aprendido, han compartido, imaginado y creado. Y no solo ellas, nosotras también.

lunes, 24 de agosto de 2015

CreArte

Decidimos acabar el taller con dos sesiones de creación. Y es que MirArte ha sido desde el principio un espacio donde crear ha sido nuestro principal objetivo. Crear un espacio íntimo, seguro y cálido donde poder experimentar y ser uno mismo. Crear un sinfín de posibilidades para poder jugar, escuchar, contar, estar y hacer. En definitiva, crear para ser.

Durante el taller reflexionamos acerca de la presencia del ser humano en el mundo y de las relaciones que vamos tejiendo. Hemos establecido un diálogo constante entre los profesionales, las usuarias y el arte, que ha supuesto una comunicación con la realidad y con el otro, a través de un pensamiento crítico y reflexivo.
 A través de ello, hemos ahondado en la mirada del otro para descubrirnos un poco a nosotros. Y allí, en el terreno único de los que somos hemos encontrado aquello que creiamos perdido. Todo este trabajo nos ha conducido a un gran trabajo final en el que las participantes han sido autènticas creadoras.

Llegan a la sala sin saber con lo que van a encontrarse: a ellas mismas. O la imagen de ellas mismas. Una fotografia de tamaño A2 en blanco y negro de cada una. Miles de pinceles, rotuladores y colores. Y una misión: pintar en la imagen aquello que a simple vista el otro no ve. Y es que a simple vista, cuesta detectar un gran corazón o una herida en el alma.

Vivimos en un mundo donde aquello que vemos se convierte en lo indiscutible. Creamos un mundo lleno de apariencias, prejuicios, miradas poco profundas y miedos. Destinamos poco tiempo a intentar sacar las grandes corazas que nos acompañan, repletas de sentencias sobre el otro que nos encarcelan a nosotros mismos al mismo tiempo. Por esto creemos importante poder mostrar al otro que se esconde detrás de un pelo morado.

 


Detrás de las seis imagenes descubrimos corazones sensibles, pasiones, recuerdos de infancia, aves fenix y almas de lunares. Y ellas han podido mirar, mirar al otro, y mirarse, a través de crear y crearse.

Para finalizar, decidimos proponer que cada una de las participantes pinte encima de sus compañeras aquello que ha descubierto durante este tiempo sobre ellas. Pedimos que lo hagan con respeto y siempre, mimando a la otra. Y nos damos cuenta que no es necesario. Todo este tiempo, ha servido para crear un vínculo entre ellas inimaginable el primer dia.

Con estas dos sesiones de creación, cerramos la primera parte del taller. Y las profesionales, nos damos cuenta de lo mucho que hemos aprendido las tres con ellas. Lejos de ser profesionales, nos descubrimos como mujeres con miedos, prejuicios, deseos, heridas y pasiones. Hemos cogido un cariño inmenso a las chicas, sí. Y de hecho, sabemos que ese amor es el que nutre cualquier relación humana.



viernes, 7 de agosto de 2015

Día 4: emocionARTE

Dicen, que aquellos momentos o situaciones que consiguen emocionarte, erizar tu piel, o acelerar tu corazón, se instalan en tu memoria con mayor facilidad. Al haber provocado algo en ti los registras, guardas o proteges.
Hoy, después de cuatro días junto a las participantes del taller, están y estamos preparadas para hablar de esto que nos mueve. Estamos preparadas para hablar de las emociones. Y así, una vez más trataremos dicho aspecto a través de una dinámica artística. Consistirá en tratar de relacionar una emoción como la pasión, la ira, el miedo, la alegría o la euforia con una situación real en la que la hayamos experimentado. ¿Qué te lo provoca, como la gestionas, con quién la compartes?. La dinámica consiste en que las participantes se agrupen y representen una situación real, sobretodo expresando aquellas emociones que les provocó.  

Todas las actividades realizadas este día, han servido a las chicas a contar sus historias, reconciliarse con lo que cada una de ellas es, con el objetivo de imaginar o crear lo que podrían llegar a ser. Son juegos que fortalecen la voz de cada una y posibilitan un cambio en sus historias personales. 
Boan (1992), creó el teatro foro como una técnica dentro del teatro de lo oprimido basada en escenas teatrales que sirven para representar conflictos no resueltos y para expresar sentimientos ideas y puntos de vista, posibilitando un debate no verbal sobre conflictos y opresiones que causan malestar a las personas. 


viernes, 31 de julio de 2015

Día 3: NO JUZGUES A TUS SEMEJANTES HASTA QUE QUE NO CAMINES EN SUS ZAPATOS

Tercer día en el que seguir aprendiendo junto a las participantes. Hoy trabajaremos acerca de los prejuicios y estereotipos.

Antes de nada, queremos que las participantes vean como una misma imagen puede significar un mundo completamente diferente para los demás. Para ello exponemos una serie de fotografías encima de una mesa y cada una escogerá la que más llame su atención. Al lado de la fotografía, escribirán el sentimiento que les transmita la imagen. Harán lo mismo con las imágenes escogidas por el resto de sus compañeras. De este modo, comprobaremos que lo que para una un paisaje puede trasmitir paz y tranquilidad, para otra representa angustia o soledad.

Otra de las dinámicas que haremos hoy se hará a través de un vídeo que habla sobre la polémica surgida por descalificar a una Miss en un concurso de belleza debido a su cambio de sexo, las chicas entablan un debate acerca de si se trata de una discriminación o no. Todas tienen una opinión diferente por lo que decidimos hacer una obra de teatro que ayude a entender los diferentes lados de la historia.

Ponemos a tres chicas como miembros del jurado del concurso de belleza mientras las otras tres restantes tendrán que interpretar el papel de la Miss, acompañada por sus dos representantes. Las chicas actúan, argumentan su postura y defienden su criterio desde el papel asignado. Al rato, decidimos intercambiar los roles y esta vez las tres participantes que han sido miembros del jurado, pasan al otro lado de la mesa.



La sesión cierra con este ejercicio tan potente. Las participantes han sabido escuchar, valorar pero sobretodo respetar. Pertenecer a un colectivo que lucha por normalizar la situación a la que se enfrentan cada día, no es nada fácil. Pero a veces para poder hacerlo, hay que saber ponerse en la posición del otro y hoy ellas han sido capaces de hacerlo.

martes, 28 de julio de 2015

Día 2: EL OTRO




   En este segundo día, hemos trabajado acerca de uno mismo y del otro. Hoy abandonamos el lenguaje verbal para que sea nuestro cuerpo el que se comunique con el OTRO.

Para empezar  las participantes se ponen en parejas. La dinámica se hace solamente con música de fondo y la única consigna es la de mimarse. A través de masajes, mimos, caricias y juegos las chicas han podido crear un espacio seguro donde sentirse cuidada. "Estaba en el cielo", dice M.


También hemos trabajado el papel de la mirada: nuestra mirada al otro, la mirada del otro hacia nosotros y nuestra mirada al mundo. Una de las herramientas utilizadas es el objetivo de una cámara, con éste han podido captar de su compañera aquello que quieren destacar positivamente.

La sesión cierra con un dibujo conjunto de las chicas, un folio en blanco sin consigna. Diez manos trabajando sobre él, que dan como resultado la imagen de un sólo árbol, donde en cada una de sus ramas son el reflejo de las participantes. 

Las chicas han podido hablar, escuchar, observar, reflexionar, contener, expresar y confiar. En definitiva, con esta sesión las chicas, pero también nosotras, hemos creado un vínculo. Un vínculo necesario para continuar trabajando y creando.


lunes, 27 de julio de 2015

Día 1: NOSOTRAS

Como siempre ante cada nuevo reto, los nervios y la timidez invaden a cada una de las personas implicadas . Presentarse uno mismo no siempre es fácil y es por eso que el primer día se decide utilizar diferentes dinámicas para saber un poco más de cada una de las participantes.

En lugar de empezar presentándonos de la forma más habitual como puede ser preguntando quién eres o de dónde, se ha pedido que cada una coja una cartulina y escriba el nombre por el que quieren ser llamadas. De este modo las participantes cuentan la historia de su nombre sin ser preguntadas por ello y con total libertad de explicar lo que quieran.

La participante “S” explica como para ella venir aquí supone una vía de escape. “Es una forma de volver a la infancia, de compartir con otras personas y olvidar los problemas durante un rato”.

Una vez todas han tenido oportunidad de hablar acerca de su nombre, lo siguiente que se les pide es que elijan un objeto y un poema de entre varios expuestos en una mesa. Cada una habla sobre el objeto que tienen en la mano y el porqué de esa elección. “F” cuenta como este ejercicio es una forma de soltarse y ayuda a exteriorizar lo que sienten. “Ayuda a crear un vínculo con las demás chicas. He entrado sin confianza y poco a poco la voy ganando”. Escuchamos y respetamos el turno de palabra de cada participante. Salen a luz muchas cosas. Hablamos sobre la felicidad y la vida, sobre historias del pasado y las preocupaciones del presente. Con este ejercicio conseguimos que todas compartan historias.

Conforme las participantes comienzan a sentirse cómodas, se puede apreciar como el ambiente es mucho más cálido. Proponemos otra dinámica para darles la oportunidad de darse a conocer y mostrar un poco más de ellas y a su misma vez integrarse en el grupo que poco a poco se está construyendo. Se trata de un juego en el que cada una tendrá que escoger una carta y leer la pregunta escrita en ella. La pregunta se contesta y vemos cómo vinculan la respuesta con experiencias propias. En la misma tarjeta hay también una pregunta escrita que tendrán que leer en voz alta y decidir qué compañera debe contestar. Al finalizar la dinámica son muchas las emociones e historias compartidas. Es por eso que el ejercicio  cierre tiene que lograr que las participantes comiencen a adquirir confianza en sí mismas.

   





Decidimos hacer la “Silla de la Autoestima”.
Una a una las participantes van sentándose en una silla colocada en medio de la sala y el resto de compañeras vamos acercándonos y decimos en voz baja algo que nos guste de ellas.  Las participantes se emocionan. No están acostumbradas a escuchar cosas buenas sobre ellas. Se trata de un ejercicio con mucho poder emocional.


Con esta actividad damos por finalizado el primer día. Un primer día que ha servido para unir a un grupo de personas de diferentes edades y diferentes nacionalidades. Llegaron por su cuenta y abandonan todas juntas hablando entre sí.